Hoy en SoloCampamentos hemos entrevistado a Alfredo Sánchez Sánchez, director de contenidos de extraescolares y campamentos en IMMUNE Technology Institute. Este verano, organizan un campamento online donde los jóvenes de 12 a 16 años podrán aprender a programar y crear sus propias soluciones tecnológicas. 

Este campamento cambia la visión de la tecnología y el potencial que tiene,  los jóvenes podrán disfrutar de todo el proceso de comprender cómo la tecnología está a nuestro servicio y no al revés. 

Alfredo cuenta con amplia experiencia en el ámbito del desarrollo de programas educativos para aprender a desarrollar tecnología e impartiendo formación en este área. 

La necesidad de trabajar la tecnología de una forma más creativa, desde un rol más activo fue lo que les motivó a crear el campamento de programación para jóvenes. Además, la situación de confinamiento les llevó a desarrollar un formato online para atender las necesidades de actividades lúdicas y formativas de la adolescencia y respetar esa necesidad actual de distanciamiento. 

Aprovechamos a preguntarle qué era, desde su punto de vista, lo que aportaba el campamento al niño, esto fue lo que nos contó: 

Las pone en la situación de comprender qué es la tecnología y qué pueden construir y hacer con ella. Están en un medio de consumo tecnológico continuado y buscar un rol mucho más creativo y activo en su relación con la tecnología es vital.

También le preguntamos qué tipo de factores tienen en cuenta a la hora de planificar el programa: 

El punto de partida consiste en crear un material motivador y que pueda seguir el asistente de la manera más autónoma posible, dadas las características de la formación online. Por ello, se alternarán momentos de conjunto y motivación con materiales para poder realizar actividades de forma autónoma y posteriormente compartirlas con el resto de los asistentes. Por otro lado, tenemos en cuenta las necesidades de la adolescencia, principalmente cierto grado de motivación fruto de la parte social del aprendizaje competitividad y colaboración. Por último, es importante garantizar que los asistentes consigan terminar actividades, de forma que puedan incrementar su sensación de autorrealización.

b-765x380px.jpg147.25 KB
El hecho de ser un campamento online es algo novedoso. También la forma de trabajar la tecnología para el adolescente, lejos de la tradicional apuesta por programación y robótica, es algo mucho más amplio y creativo con el uso de una herramienta muy potente como la Raspberry Pi.  Los profesores/monitores del campus virtual de programación tienen una alta formación y además cuentan con experiencia en el manejo y motivación de los chicos y chicas de entre 12 y 16 años. 

Y ya que teníamos a Alfredo, quisimos preguntarle una serie de cuestiones referentes al programa, metodología y futuro de la programación: 

SC:  ¿Qué importancia tienen las metodologías de aprendizaje que utilizáis en vuestro campamento  (experimentos, trabajo por proyectos, etc.) en el fomento de las vocaciones científicas?

Alfredo: Es imprescindible entender que cada campo de conocimiento y cada competencia que se quiera adquirir necesitará un tipo de aproximación. La tecnología y los aprendizajes STEM pueden enseñarse desde una aproximación intelectual, pero el resultado tendrá muy poco impacto, pues la tecnología se crea y se manipula, y debe enseñarse desde ese prisma. Si se enseña desde la acción suele vincular al alumnado que tiene habilidades o intereses que a lo mejor ni conocía. La ciencia es investigación, reflexión y, sobre todo, observación de fenómenos y análisis de los mismo. Falta mucho de esto último en la escuela, la ciencia no se aprende recorriendo caminos ya marcados, sino despertando el interés por descubrir y sacar conclusiones de fenómenos desconocidos. Por ello la experimentación y el trabajo por proyectos son idóneos para fomentar vocaciones científicas. 

SC: ¿Qué competencias desarrollan los alumnos a través de la robótica y programación?

Alfredo: Por un lado, desarrolla una visión más crítica y completa del medio en el que habita, comprende su entorno y sabe identificar riesgos y oportunidades. Todo lo que no comprendemos suele dar miedo, desde la comprensión del medio surge la precaución, pero se elimina el miedo. Por otro lado se convierten en creadores en un medio de consumo, lo cual cambia radicalmente su posición. Programar y crear robots les enfrenta a la realidad: hace falta voluntad, constancia, tolerancia a la frustración...Están acostumbrados a usar dispositivos en los que todo es rápido, inmediato, funciona a la primera, es importante romper esa idea y desarrollar en el alumnado ese tipo de competencia vitales para la vida. 
Por otro lado, el pensamiento crítico, el pensamiento abstracto, el pensamiento computacional y muchos conocimientos científicos y sociales se ven reforzados a través del aprendizaje de robótica y programación. 

SC: Con respecto al futuro, y teniendo en cuenta el contexto actual, ¿cómo será la educación con las nuevas tecnologías?

Alfredo: Tenemos unas necesidades concretas en cuanto a ritmos de aprendizaje y el aprendizaje siempre es exitoso si surge de una emoción. El uso del medio digital en la educación está poniendo sobre la mesa el acceso a cualquier aprendizaje, por lo que cualquier individuo puede aprender aquello que le emociona, y eso está teniendo un impacto muy grande en un sistema educativo que plantea aprendizajes concretos y diseñados para personas que están acostumbrándose a un aprendizaje bajo demanda. Creo que poco a poco los sistemas educativos van a empezar a ser menos rígidos y más versátiles, va a tratar de satisfacer el interés particular en vez del general. Eso sí, el cambio de medio está poniendo aún más sobre la mesa que el que no emociona no consigue nada, y todos los sistemas tradicionales está sufriendo el efecto de no conseguir despertar la emoción.

Si os ha gustado todo lo que Alfredo nos ha contado y queréis ver el programa completo del campamento online, aquí podéis encontrar la ficha con toda la información.

Desde SoloCampamentos queremos dar las gracias a Alfredo por el tiempo dedicado a danos a conocer un poco más de cerca el campamento y la importancia de la tecnología. 

¡Feliz búsqueda de campamento de verano!